Operación bikini: los tratamientos corporales que te ayudarán a conseguirlo

Tras la Navidad hay muchos y muchas que ya se han puesto el chip de la ‘operación bikini’. Más que nada porque luego se les echa el tiempo encima y no llegan a conseguir el objetivo. Los excesos de las fiestas, con comidas familiares y turrones como protagonistas, han hecho coger unos kilos de más. Hacer dieta es una de las soluciones, aunque siempre es más eficaz si se combina con ejercicio y tratamientos corporales que ayuden a quemar las grasas y a disminuir la odiada celulitis.

Saber qué tratamientos pueden ser más eficaces es importante, ya que hay muchas opciones en el mercado y, a veces es complicado saber qué le puede ir bien a uno, más que nada por desconocimiento. Esta opción supone una inversión económica, lo que lleva muchas veces a decantarse por ofertas excesivamente baratas… y ya se sabe que, a veces, lo barato sale caro. Cuando se trata de temas de salud, aunque sea más en el ámbito estético, los profesionales dicen que es importante ser tratados por expertos.

LaVanguardia.com ha hablado con el dermatólogo estético miembro de la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV), Manuel Asín Llorca, con Cátedra de Dermocosmética en la Universidad Miguel Hernández de Alicante, y con la profesional de la estética, con más de 20 años de experiencia en el sector, Nuria Soteras, para que nos hablen sobre qué tratamiento o tratamientos se van a llevar más en 2016, sobre todo en aparatología.

Nuria Soteras asegura que “la radiofrecuencia seguirá siendo uno de los tratamientos estrella este año”. Y es que parece ser que se trata de una opción que funciona. Así lo corrobora el doctor, quien bajo su punto de vista, “sin ser una técnica espectacular, sí es suficientemente efectiva y prácticamente carente de riesgos, siempre que se maneje de manera adecuada”.

¿Y en qué consiste la radiofrecuencia?

“La base de los equipos de radiofrecuencia es emitir ondas que producen un calentamiento en profundidad respetando la superficie”, cuenta Asín Llorca. Finalmente, este procedimiento estimula la creación de colágeno, mejorando el aspecto de l apiel y reduciendo de forma eficaz la flacidez. “Conviene destacar que hay dos tipos fundamentales, monopolar ybipolar”, explica el doctor.

 

Qué máquina es la mejor

Según el dermatólogo estético, hay una diferencia a tener en cuenta entre estas dos opciones: “La monopolar tiene un punto de actuación y otro separado que podríamos denominar ‘antena’, y que está en contacto con el paciente en un punto distinto del de aplicación del terminal”. Por el contrario, “la bipolar tiene dos polos separados por una distancia variable en la misma pieza de mano, y la energía pasa de uno a otro, lo que a mi juicio es más seguro, ya que no pasa corriente por el resto del cuerpo”.

Nuria Soteras cuenta que, “a la radiofrecuencia bipolar, suma la terapia de vacío mecánico, que multiplica la penetración de la energía, lo que estimula el drenaje linfático disminuyendo las células grasas”. Las máquinas de radiofrecuencia monopolar, según cuenta la experta en belleza, “provocan un aumento de la temperatura dentro de los propios tejidos, dando lugar a un aumento de actividad molecular”.

Como en todos los tratamientos de aparatología, la calidad de la máquina importa. No solo las diferencias en los resultados pueden ser visibles de una gama a otra; también existen riesgos para la salud de la piel si no se aplican máquinas de alta calidad. En este sentido, los expertos en belleza recomiendan acudir a los centros estéticos de trayectoria reconocida y calidad.

 

¿Y qué se consigue con la radiofrecuencia?

“Dependiendo de la distancia entre los polos y el tamaño de los mismos la profundidad de actuación variará, pudiendo emplearse para mejorar la flacidez cutánea (arrugas) o para fundir los adipocitos, eliminación de grasa, teniendo en este caso la ventaja de producir menos flacidez que otros tratamientos como los ultra sonidos”, dice Manuel Asín Llorca.

Novedad

“En cuanto a novedad este año se oirá hablar de las ondas acústicas de choque, para tratar con eficacia el aspecto del tejido en los distintos grados de celulitis. Además, promueve la formación de colágeno, la neovascularización y la liberación de ácidos grasos de las células”, explica la experta en estética.

 

Esta técnica, combinada con las ya existentes, puede suponer un complemento perfecto para obtener los resultados deseados por cada persona. Aun así, Nuria Soteras tiene claro que para conseguir los objetivos propuestos (pérdida de peso, eliminar celulitis…) “es muy importante hacer un diagnóstico personalizado de cada caso y así poder establecer el plan adecuado a cada persona, tanto en aparatología como en dieta, ya que cada cuerpo es distinto”, concluye.

 

 

Fuente LA VANGUARDIA

http://www.lavanguardia.com/de-moda/belleza/20160113/301376235700/operacion-bikini-tratamientos-corporales-2016.html

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *